S/T

Espacio de Arte Fundación Osde - La Rioja - 2012


    Volver - Back

 

 
     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la obra de Nico Sara encontramos un solo objeto-sujeto que inquieta por su carácter mutante,habitando un fondo monocromo y brillante. Esta sola figura habita cada tela.


Son imágenes manipuladas por su computadora que Sara pinta sobre la tela. Es un trabajo inverso al que se suele realizar: no imprime sobre la tela, su obrar es netamente artesanal. Este comienzo de collage digital termina en una estricta labor de pintura-pintura, aunque el impactante acabado final pareciera negar la producción manual.


Esas imágenes formalmente pop surgen de asociaciones libres, de la observación de su vida cotidiana y, en muchos casos, él mismo y sus pertenencias más preciadas son los protagonistas.


Por su tratamiento observamos que la imagen está desligada de lo real en cuanto a su significado de verdad. No podemos concebir la posibilidad de vida desligada de la imagen. Así lo afirma su superabundancia, tanto en el espacio público como en el virtual. No existe un concepto elaborado previamente en forma racional. Prima la estética y esa reconstrucción perturbadora y misteriosa hace que su obra sea abierta y necesite la complicidad de quien la observa.
Por tercera vez Sara llama a una de sus muestras: Sin Título. En la evolución de su trabajo, cada vez más simple, más despojado, más minimalista no me parece casual.


¿Qué expresa Sara en esa dicotomía de fondo-figura? Quizás la respuesta más acertada la tenga Remo Bianchedi cuando sugiere que las figuras somos nosotros y el fondo nuestro mundo.


En una sociedad moderna una de las principales actividades es la de producir y consumir imágenes.Estas ejercen poderes extraordinarios en la determinación de lo que exigimos a la realidad, y son en sí mismas sustitutas de experiencias de primera mano. Sara consigue imágenes con la capacidad de posicionarse eficazmente en la retina del espectador y en su memoria visual. Considero imposible que al mirar cualquiera de sus obras no seamos cautivados por la fuerza de su impronta, por su poder evocador, por su magnetismo.
 

 


Hugo Albrieu


Curador de la muestra


 

 

 

 

 
  Volver - Back